jueves, 5 de abril de 2018

Costurero


Hola amigas:
                                       Por fin llegó el día en que doy por concluido el costurero que con todo empeño quise rescatar, intentando devolverle la vida que una vez tuvo. Aquella vez lució por su estreno, hoy con la renovación luce  por estar acondicionado de una forma tan esmerada como bonita, (a mi entender) sin quitarle, por supuesto,  su funcionalidad.   

                                         Estos son  los elementos básicos de siempre, pero han adquirido doble  importancia  con el revestimiento que se les ha aplicado.

                                   Me da alegría levantar la tapa y ver los colores de su interior. Aún faltan más elementos que debe albergar pero ya forma parte del día a día con que se vayan necesitando.

                                       Sólo quedaba darle un toque decorativo en el exterior para dejarlo atractivo. Un ramillete o una flor en su centro.
No sabía qué poner, pero por apremio, me he decantado por lo último, pues a la vez, servía para participar en el Reto mensual nº 99.  Dos pájaros de un tiro, je,je.
                                    No he hecho tutorial, pero es posible que lo haga.
               Y por último un botón de ganchillo para levantar fácilmente la tapa de los tesoros costuriles.

                                    Las que no dominamos la fotografía, como la que suscribe, nos peleamos de continuo con la luz. Y en muchas ocasiones desmerece la labor haciéndola diferente a la real, como  éstas últimas. Pero bueno, ahí queda patente la intención y sobre todo, la realización.
                                     Cerradito y con propósitos de trabajo queda preparado y guardado. ¡Jolín con la redundancia! Dejaremos que valga.
                             Sin más, por el momento, hay otras labores inminentes, y la listaaa…. no digamos.
Besotes bonicas.
                                                    

viernes, 30 de marzo de 2018

Flores

Hola  amigas:
                De nuevo con vosotras cumpliendo el RETO con mayúscula, no por la dificultad, si no por la lucha contra el tiempo.  Ésta vez nuestra anfitriona es Ana de: El rincón de Ana. Su propuesta para el reto 99 trata de la "primavera" y a mí el nombre siempre me trae a la mente las flores.
              Hay infinidad de flores y composiciones y sinceramente, he quedado con las ganas de hacer mucho más de lo que he hecho, pero es imposible,  ya  puedo darme por contenta en participar.
              Ésta humilde florecita que no tiene nada de complicación, es la elegida para la ocasión. Pero  tiene una doble función, está destinada a ser una aplicación, para la siguiente entrada. Por ello es que puedo introducirme en el presente reto pese a ser la última de la fila. je, je, (siempre igual).


           Ésta vez tampoco hay fotos del proceso, lo siento, sólo una, a mitad de camino. Espero que las cosas mejoren.

        Mientras, que tengais felices Pascuas. Un abrazote.


miércoles, 28 de marzo de 2018

Guarda dedales

Hola amigas:
                                Como todo en la vida, todo llega y todo pasa. Me ha costado un tiempito el reformar un costurero que me propuse nutrir con los útiles propios  que le pertenecen y por fin, ya estoy en la recta final. En realidad el guarda dedales ya lo hice en su día, si lo quereis recordar aquí, pero resulta un poco grande para mi gusto, mejor dicho, para el susodicho.   Las que me seguís, sabeís que el costurero  no se queda conmigo, aunque lo utilice yo. Por tanto es mejor dejar más espacio para otros elementos sobre todo de "primeros auxilios" que puedan hacer falta.
                               Simplemente éste guarda dedales es una variante del anterior. O dicho de otra forma, me he inspirado en él. ¿De qué otra manera similar y flexible podía emplear en la entrada del guarda?
                              Gracias a que todo lo voy guardando "por si acaso" recordé que tenía un par de fundas,  de gafas, en desuso. Estudié la posibilidad y me pareció buena idea probar.
                         Corté uno para sacar las láminas pero observé que estaban oxidadas, no eran ideales a parte de que los extremos podían dañar la tela.
                              A una mala les daría un tratamiento anti óxido, pero abrí la segunda funda, y ¡¡Bingo!! No sólo estaban en buenas condiciones si no que los extremos son romos con protector. Perfecto, más que perfecto.

                No obstante y como medida preventiva por el contínuo uso, aún le he añadido un protector más a ganchillo.
                             No tengo ninguna duda de que durará mucho y los dedales no irán bailando a sus anchas por todo el cestillo.
                             Para terminar "el pequeño maratón" de costura y ganchillo, sólo me queda el último detalle que lo dejo para la semana que viene siempre que no haya nada que me  lo impida.
                             Mientras, pasad bien la Semana Santa, descansando si es posible. Yo todo lo contrario voy a trabajar duro, pero ya me tocará el turno. Besazos preciosas.





miércoles, 14 de marzo de 2018

Acerico

Hola amigas:
                      Después de la resaca o paréntesis de los retos de febrero, he de retomar los elementos del costurero, olé  me cayó en verso.  Pues sí, se quedó ya en su última fase y no lo voy a dejar empantanado.

                          Según mi criterio un costurero no está completo sin un alfiletero, pese a que le coloqué uno pequeño en su tapa, se refresca la memoria aquí, (no es lo suficiente cómodo y grande para mí). De manera que recordando  uno que vi hace tiempo en   El palacio de Martín   me encantó, por su composición y colorido, vamos me enamoré  de inmediato y lo reservé para hacerlo en un futuro. Un futuro que hoy ha llegado. Desde aquí le doy las gracias a Sonia por el tutorial  que me ha servido para confeccionarlo sin tener que tejer y destejer hasta conseguirlo.

                            Al principio casi no me di cuenta de hacer fotos a medida avanzaba. Se estaba tan  bien en la mantita sin moverse... ¿No os ha pasado igual, alguna vez?. Bueno, pues si os interesa ese principio,  podeís ver el tutorial de Sonia.
                          Una vez unidas las piezas,  rellenar.
                           Parte de arriba
                               Y parte de abajo
                             Finalmente un botón en contraste.
                            Y arriba igualmente en contraste.
                            De mi entera satisfacción. Sólo me resta un elemento más, para dar por acabado el costurero que espero terminar lo antes posible para dedicarme a otros pendientes.
                            Y perdonadme, llegados a éste punto he de comunicaros que:  en un tiempo, solo tendré acceso al ordenador dos días a la semana (por supuesto robando tiempo al sueño), por lo que me será dificil visitaros a todas responder comentarios y hacer entradas a la vez.  Ya sabeís que acostumbro, aunque sea tarde, a contestar y pasar por vuestras casitas. Haré todo lo que pueda, quizá tenga que programar alguno de los trabajos, veremos.  Os avisaré cuando tenga "normalizada" la situación.  Mientras, recibir todo mi afecto y sed felices, por favor. Besos.

               

jueves, 1 de marzo de 2018

RETO 98

Hola amigas:
                    Cuando Mariela de:   Inspirada por mis amores  propuso el tema "Miniaturas" para el reto 98, no podía dejarlo pasar.  De muchas es sabido que mi segundo hobby es precisamente las miniaturas de "casas de muñecas" por tanto aunque sea de las últimas en publicar, como siempre, quería poner mi granito de arena a tan estupendo reto.
                  Por otro lado he de decir que estoy eufórica porque en éste mes tuve un paréntesis en mi vida cotidiana y pude presentar nada menos que tres atractivos retos, pero con la duda de si llegaría al final, claro. Ni que decir que lo aproveché al máximo, pese a consumir la mitad del mes. Ahora llega su último día y aunque no me es posible publicar algo de mis miniaturas (no estoy en casa) no tenía más remedio que realizar algo apresurado.
                      Así nacen éstas foquitas que son muy rápidas y sencillas de hacer, tanto que resultan muy fáciles para quienes desean iniciarse en el mundillo del ganchillo.
                                        Fijaos: sólo hay que hacer  doce cadenetas y doce pasadas a  punto bajo, formando un cuadrado. Quedan las puntitas levantadas (no puedo planchar) pero no importa. Según el grosor del hilo determina su tamaño. Tres los he hecho con lana y el pequeño en perlé del nº 8; igual número de cadenestas y pasadas.
                                 El cuadrado se dobla por  la mitad formando un triángulo rectángulo. Se cose una pequeña costura en el centro de los catetos, así se evita que se abra y alberge una minúscula porción de relleno, la pequeñita no lo necesita.
                            Se añaden los ojos, se pasa unas puntadas en el ocico formando los bigotes y se doblan las puntitas que forman las aletas. Aquí hay que insistir un poco para que se mantengan en su sitio. Se puede poner una chispa de apresto adoptando mejor su forma.
                              Ya está, como veis más fácil no puede ser. 
                               Se me ha hecho tarde, pero ahí estoy. Perdonadme, aunque lenta iré pasando por vuestras casitas. Besooooooootes.




 

jueves, 15 de febrero de 2018

Reto mensual: flores

Hola amigas:
                           Pelín tarde, pero no llego a más, con tres retos seguidos y con una alta participación, aún me queda mucha ronda para pasar por todas vuestras casitas. Me llevará tiempo porque el ordenador lo tengo sólo por la noche-madrugada, pero apelando a vuestra paciencia, os visitaré aunque necesite todo el mes.
El reto mensual de Anuscalandia ya llegó a su fin. Las flores que embellecen su blog es un auténtico jardín por el que ya me he paseado. Falta mi entrada que no ha podido ser antes. Primero viene el UNO y luego el DOS, no queda otra.
                           A la hora de escoger flores, son tantas y bonitas que no sabe una qué decidir.  Pero a veces las musas te soplan en una direección y allá que nos vamos.
Ésta flor que os presento, a ganchillo, en realidad me sirve de muestra, pues está pensada para hacer unas cuantas,  más adelante y formar con ellas una colcha de cuna.

                            Está hecha con perlé y en el color que a la mamá le gusta. Es un  material que suelo emplear en el verano, ahora toca la lana que apetece más. Sólo la he tejido para el reto.
                            Primero tuve que probar puntos hasta dedicir, cuantos y como. Y una vez tenerlo claro  seguir en ello. No hay tutorial, cuando me di cuenta, ya estaba prácticamente montado. Y es que moverse de la mantita para hacer fotos.... cuesta un montón.

                               A cambio le he puesto diferentes colores de base a modo de prueba, porque también habrá que pensarlo.

                              La luz tampoco es la óptima, todo hay que decirlo.
                              Y ya la última
                           Quizá el blanco quede mejor. Así resaltará más el lila. Bueno ya se verá , mejor dicho "veremos".
                            Como hay prisa.... Besotes y felices días.


Resultado del CAL

                              Resuelto el CAL enigma que nos propuso Jazmín, toca darlo a conocer. Queda desvelado pues  en el día señalado:  San Valentín" .
                               Una parejita de lo mas enamorada. Podeis ciclar en la imagen para ver mejor, esas miraditas que se dan, je,je...

                                Todas las piececitas que estaban sueltas han ido tomando forma hasta convertirse en la parejita con la que se nos daba como pista.

                                         
                        El caso es que, mientras realizaba el montaje, el gorro negro me recordaba su forma similar  a los que llevan los soldados de la guardia  inglesa.

                      Tanto es así que  una cosa lleva a la otra y también me ha transportado a una canción de los  70 que tuvo muy buena acogida en esa época. Cantaba el grupo  "La compañía", alguna veterana, quizá también lo recuerde.
Su título: El soldadito.
                                             

Marchábase el soldado
cuando al mozo le salió a despedir
la moza que le amaba
y que quería con él partir

Anda con Dios soldadito
que a las banderas te vas
yo te prometo y te anuncio
que vas ser general

El soldadito le prometía
paloma mía yo he de volver
y en nuestra boda serán mis arras
los entorchados de brigadier

Ella se queda sobre un ribazo
con el pañuelo diciendo adiós
la prometida del soldadito
hasta que a penas se ven los dos
                                            
                          Bueno, pues como éste mozo no tiene fusil o escopeta le irá bien una escoba. En tal caso quizá vuelva como general de escoberos, (como pronosticaba su chica), traducido al castellano "barrendero",  ji.ji.ji.. Tan contenta estará ella que le barrerá la casita. Eso... si no se aplica el dicho común: en casa del herrero, cuchillo de palo.
                          Vaale, pues así queda el CAL, que lo he disfrutado muchísimo, gracias a Jazmín que nuevamente se las doy. Y me voy a visitar a las demás participantes. Besoteeeeeeeeees, y feliz día.
.